Golpes de pecho

En mi jamás ha existido, ni existirá la intensión de verte sufrir, por el contrario tu sonrisa, tu ternura, tu amor y felicidad son la motivación más grande que tengo para querer superarme al despertar.

Siento que te lo entrego todo, lo que tengo y lo que aún no. Todo esfuerzo cobra sentido cuando me tomas de la mano, cuando soy testigo de tu agradecimiento sincero, cuando con palabras dulces me haces suspirar, cuando con caricias te adueñas de mi cuerpo, cuando con tu amor sellas cada promesa que hemos hecho.

golpes-de-pecho-ima1111111

Intento no malcriarte como aquel hijo al que se le entrega todo a los pies. Al hacerlo, él pierde la noción de agradecimiento, de esfuerzo, de querer ser mejor. Cuando exijo más de ti, aparece el miedo. Tu miedo de perderme es más intenso que el miedo que yo siento de perderte, se debe a que tu sensibilidad es del tamaño de mi genio; de ella me enamoré y con respecto a mi genio, es algo al que te has enfrentado para erradicarlo por completo. Debo ser sincero y admitir que he puesto de mi parte, que ese defecto me lastima. Abro los ojos y veo con claridad cuando a ti te lastima y solo pienso en ser mejor.

Cuando en medio de llanto me das golpes de pecho, diciendo que no puedes vivir sin mí, mi corazón se aflige, siento que no estoy dando lo mejor de mí. Doy fe de que este sentimiento es correspondido. Te entrego lo que tengo, por eso te entrego mi vida. Y te entrego lo que aún no y esto hace referencia a mi mejor versión. By: Güstav Rc’mor

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s