Maestro

No te busque, simplemente llegue y me diste una oportunidad para ser aceptado. No buscaba aceptación pero si aprender del mejor. Su forma tan formal de hablar, su expresión corporal, su habilidad para el mando la aprendió obedeciendo. Solo me deje guiar, en sus enseñanzas veía mi reflejo. Conocí sus defectos pero lo más admirable es que yo siendo su aprendiz evidencie que todo puede ser corregido cuando se guarda respeto. maestro Me entrego su cariño no con palabras pero lo hizo con hechos. Sus acciones me enseñaron, pero sus lecciones me formaron. Hoy que no está se siente el silencio de su ausencia. Recorro los mismos caminos que recorrimos para intentar sentirlo más cerca. Nada que yo haga lo traerá de vuelta, ese es el nudo que se hace en mi garganta cuando su recuerdo en mi mente se centra. Hacia mis adentros digo que aprendí del mejor, porque así lo sentí y aun lo siento, él continua siendo mi maestro.

By: Güstav Rc’mor

 

 

Anuncios

2 pensamientos en “Maestro

  1. Omar Yesid dice:

    Los maestros maravillosos son aquellos que nos inspiran a dar lo mejor de nosotros mismos. Que buen post. Gracias por el like en mi sitio, espero que te haya gustado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s