Cuando te conocí

Tan cerca pero a la vez tan lejos.

Te veía pero no lo presentía.

Esperé sin saber que te esperaba.

Se nos dio el día y la noche.

Un regalo.

El deseo de querer prolongarlo.

Cuando te conocí no fue necesario,

En tu sonrisa comprendí que te sentía de años.

En tus brazos descubrí el calor de la eternidad.

ScreenHunter_691 Aug. 25 16.58

En tu cuerpo el acople perfecto.

En tus ojos un mundo por descifrar.

Mi compañía.

Mi consuelo.

A donde sea contigo sin medir el tiempo.

By: Güstav Rc’mor

 

Desprecio

No me basto con ser tu amigo tenía que haber algo más.

Busque motivos para hacerlo especial.

Quería luchar por lo que desde un principio sabía no iba a tener futuro.

Quería mantenerme y disfrutar el presente.

Era lo único que teníamos, el presente.

Aun así no quería perderte, aun sin tenerte.

Se desvaneció.

Hoy trato de sacar partículas que quedaron en mí, de tu supuesto amor.

Y no miento, aun te recuerdo, hasta te espero.

Aferrándome a la ilusión que entrarás de nuevo por esa puerta.

Claro que aun te recuerdo.

Pero hoy más que amor siento desprecio.

Todo lo arruinaste.

Despertaste en mí, mis más oscuros sentimientos.

Con tus rechazos, alimentaste mi ego.

Me contagiaste de desprecio.

pareja

También siento culpa por entregar algo de mí cuando sabía no iba a ser valorado.

Cuando logre escribirte palabras que salían de mi corazón y solo diste unas gracias más secas que el desierto.

Cuando te dedique una canción y al escucharla coincidencialmente juntos, esperaba tu reacción.

Solo esperaba los más largos 4 minutos.

Tu reacción jamás llego.

No voy a enumerar más.

¿Pretendías que te diera más?

Quien no valora lo poco… Jamás reconoce el valor de lo mucho.

Deberías cambiarte el nombre por la palabra rechazo o la palabra No.

Si los nombres tienen significado, ya encontré el tuyo.

Que ridículo.

Vienen a mí recuerdos.

Me acostumbre en tampoco a tu compañía.

A tu calor.

Lo que me diste.

Aunque parece poco, lo guardo en mi corazón.

Allí conservo mis tesoros.

Mientras escribo trata de desaparecer el desprecio porque mi corazón no es negro.

Aun así quiero aferrarme a él.

Es lo único real entre tú y yo.

En mí no hay espacio para arrastrarme y mendigar.

Tú no eras lo que esperaba.

Te acepte porque no creo en la casualidad.

Y si llegaste a mi vida algún motivo tendría que haber.

Tal vez el único razonable era recordarme que no puedo mirar atrás.

Sigo siendo fuerte.

Por eso hoy te suelto.

Porque no puedo amar y retener algo que no me pertenece.

Quiero verte como una extraña en mi vida.

Si un día abrí mis brazos para abrigarte.

Hoy ni con mi mirada quiero tocarte.

No lo mereces,

Ni yo tampoco.

Espero que mis palabras te den alivio,

Porque a mí me liberaron.

By: Güstav Rc’mor

 

Ojitos negros

Quiero que esta fecha especial no se convierta en nuestra despedida.

Es inevitable pensar en el día que te conocí.

Estabas allí.

Me vi en ti.

Me escogiste a mí.

Yo a ti.

Siento no querer que esto se acabe.

Así es la vida, impredecible.

Recuerdo nuestros momentos.

Valoro lo poco que tenías para ofrecer.

Me lo diste.

Para mí fue demasiado.

De ti me enamore.

Del saber que al llegar siempre estarías.

El disfrutar verte bailar.

El disfrutar verte comer.

0a63d30_cabecera

Me enamore cada día al ver en tus ojitos negros que me extrañaste.

Perdóname si no di más, cuando pude darlo todo.

Perdóname una y mil veces.

Perdóname una vez más si suelto tu mano.

Sé que estarás mejor.

La esperanza de verte de nuevo no morirá.

Tal vez en otro cuerpo.

Tal vez en otro lugar, otro mundo.

Quiero volverte a vivir.

Esa decisión la tomo a ciegas.

Gracias.

Gracias por compartir conmigo tus mejores momentos.

Gracias por hacerme sentir amado.

Por ofrecerme lo único que valoro.

Tu amor.

Gracias amor.

Esta noche voy a soñar que estas aquí.

Hasta que un día de nuevo se haga realidad.

By: Güstav Rc’mor