Desprecio

No me basto con ser tu amigo tenía que haber algo más.

Busque motivos para hacerlo especial.

Quería luchar por lo que desde un principio sabía no iba a tener futuro.

Quería mantenerme y disfrutar el presente.

Era lo único que teníamos, el presente.

Aun así no quería perderte, aun sin tenerte.

Se desvaneció.

Hoy trato de sacar partículas que quedaron en mí, de tu supuesto amor.

Y no miento, aun te recuerdo, hasta te espero.

Aferrándome a la ilusión que entrarás de nuevo por esa puerta.

Claro que aun te recuerdo.

Pero hoy más que amor siento desprecio.

Todo lo arruinaste.

Despertaste en mí, mis más oscuros sentimientos.

Con tus rechazos, alimentaste mi ego.

Me contagiaste de desprecio.

pareja

También siento culpa por entregar algo de mí cuando sabía no iba a ser valorado.

Cuando logre escribirte palabras que salían de mi corazón y solo diste unas gracias más secas que el desierto.

Cuando te dedique una canción y al escucharla coincidencialmente juntos, esperaba tu reacción.

Solo esperaba los más largos 4 minutos.

Tu reacción jamás llego.

No voy a enumerar más.

¿Pretendías que te diera más?

Quien no valora lo poco… Jamás reconoce el valor de lo mucho.

Deberías cambiarte el nombre por la palabra rechazo o la palabra No.

Si los nombres tienen significado, ya encontré el tuyo.

Que ridículo.

Vienen a mí recuerdos.

Me acostumbre en tampoco a tu compañía.

A tu calor.

Lo que me diste.

Aunque parece poco, lo guardo en mi corazón.

Allí conservo mis tesoros.

Mientras escribo trata de desaparecer el desprecio porque mi corazón no es negro.

Aun así quiero aferrarme a él.

Es lo único real entre tú y yo.

En mí no hay espacio para arrastrarme y mendigar.

Tú no eras lo que esperaba.

Te acepte porque no creo en la casualidad.

Y si llegaste a mi vida algún motivo tendría que haber.

Tal vez el único razonable era recordarme que no puedo mirar atrás.

Sigo siendo fuerte.

Por eso hoy te suelto.

Porque no puedo amar y retener algo que no me pertenece.

Quiero verte como una extraña en mi vida.

Si un día abrí mis brazos para abrigarte.

Hoy ni con mi mirada quiero tocarte.

No lo mereces,

Ni yo tampoco.

Espero que mis palabras te den alivio,

Porque a mí me liberaron.

By: Güstav Rc’mor

 

Anuncios

3 pensamientos en “Desprecio

  1. maria eva carril dice:

    JEHOVÁ DIOS TE BENDIGA muy bonito el relato,

  2. maria eva carril dice:

    Como hago para leer más de tu escritos

    El sáb., 24 de ago. de 2019 7:43 p. m., maria eva carril escribió:

    > JEHOVÁ DIOS TE BENDIGA muy bonito el relato, > > El sáb., 24 de ago. de 2019 4:36 p. m., Güstav Rc’mor <

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s