Mi pequeña versión

Cuantos sueños por cumplir.

Tenías una imaginación ilimitable.

Nadie podía aplacarte.

A veces me frustro.

No quería fallarte.

Me fortalecí.

¿Insensible?

Aún no.

Mi corazón late.

Es buena señal.

Allí reside el recuerdo de lo que querías lograr.

Quiero abrazarte.

Lo siento.

A veces suelo olvidarte.

He logrado mucho.

Pero no es constante.

¿Cuándo será suficiente?

Aún no.

No si me conformo.

Quiero complacerte.

Quiero verte sonreír.

Una y otra vez.

Una y muchas más.

mano de adulto con mano de niño

También disfruto de tu enojo.

Te hace tan tú.

¿Por qué cambiarme?

Hasta con defectos admirable.

Pero tu sonrisa tiene el poder.

No la opaques.

Quiero abrazarte.

No me aferro al pasado.

Pero jamás podría olvidarte.

Mi pequeña versión…

¿Qué tanto piensas?

¿Crees que lo que veo me complace?

Espero no decepcionarte.

Hoy soy lo que soy por mí.

No hay culpables.

Si me perdí.

Ven a encontrarme.

Quiero abrazarte.

By: Güstav Rc’mor