Atado a tu amor

En la vida todo es inesperado.

El error más grande es intentar planearla.

Simplemente sucede.

Esa tarde fuimos dos extraños.

Cuatro días después no queríamos dejarnos.

No sé por qué sucedió.

Nos sentimos tan vivos.

Con cada despedida iniciaba nuestra destrucción.

Vivimos vidas separadas.

Intentando ocultar lo que no se puede ocultar.

Intentando escapar de lo que no podemos escapar.

Nuestros recuerdos están allí.

En el mismo lugar donde lo fuimos todo.

En el mismo lugar donde quedo el recuerdo de lo que verdaderamente somos.

Una tarde nuestras miradas se cruzaron.

Otra tarde nuestra miramos se alejaron.

En medio de lágrimas desespere por no poder tenerte a mi lado.

No quería más despedidas.

No lo dije.

Tu sí.

Aun así solo me aleje.

Me duele haber callado.

Me duele no haberte dicho cuanto te amo.

Fui un cobarde.

Si hubiera sabido que esa sería la última tarde que te vería.

Lo hubiera arriesgado todo.

Nada cambia que sepas lo que hubiera deseado.

Merecías más.

Lo merecías todo.

Hoy solo puedo llorar sobre tu abrigo.

El mismo que llevabas cuando te conocí.

El mismo que conservaba el calor cuando me recostaba en tu pecho.

Solo siento dolor.

Lamento haber tomado un camino diferente.

Lamento no haber estado para protegerte.

Lamento más continuar en este lugar donde ya no volverás.

Atado a tu amor.

Mi lugar es tu lugar.

By: Güstav Rc’mor

2 pensamientos en “Atado a tu amor

  1. Otesania dice:

    👏👏👏👏
    Qué bonitoooo….y qué triste al mismo tiempo …. 🥺

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s