Sobreviví

Cuando estas a la deriva.

Como dicen “sin dios ni ley”.

Cuando te enfrentas a fuerzas antes no conocidas.

Jamás vividas.

La noción de ser todo poderoso.

Se pierde.

Se esfuma.

Comprendes que la vida es frágil.

Muy frágil.

Excesivamente frágil.

Y que en el segundo siguiente puedes perderla.

Si así fuera…

Mientras se da el fin, piensas…

¿Qué hice con mi vida?

¿Eso fue todo?

Las respuestas son solo decepción.

Yo Sobreviví.

A la fuerza del viento y la profundidad del mar.

Pero mi salvación no dependió de mí.

Mis fuerzas no podían salvarme.

La esperanza me mantuvo allí,

A la espera.

Deseando que solo por un día,

El sol no se ocultará.

Deseando que solo por un atardecer,

Los habitantes del mar no sintieran curiosidad.

Ahora,

Todo puede cambiar o seguir igual.

Es mi decisión.

 Y es mi nuevo comienzo.

Porque esta nueva oportunidad,

Solo merece ser aprovechada.

Esta nueva oportunidad,

Solo merece ser VIVIDA.

By: Güstav Rc’mor