Castillo en el espacio

Vino el recuerdo de tu rostro a mi mente.

Y vi en tus ojos profundos que no la estabas pasando bien.

Sentí que no debía estar lejos de ti.

Corrieron lágrimas.

Corrí hasta ti.

Para no alejarme,

No alejarme jamás.

Nunca es mucho cuando estoy junto a ti.

La palabra adicción se hace corta si no te puedo sentir.

Se que no lo demuestras.

Percibo tu dolor.

Desearía que tu sufrimiento fuera el mío.

Desearía sanarte.

Desearía que no sintiéramos jamás dolor.

Desearía vernos danzando en el espacio.

En medio de estrellas y nebulosas.

Sin que nada pudiera dañarnos.

Mi lugar perfecto,

Nuestro castillo en el espacio.

Es un regalo tenerte hoy.

Por eso soy afortunado.

Lo soy sin comparación.

Sabes…

Soñaba en que todo lo que deseaste alguna vez,

Lo encontraras en mí.

Creo que fui yo quien encontró todo en ti.

Tu fuerza.

Tu voluntad.

Tu inteligencia.

Jamás la usaste para lastimar.

Pero si para enseñarme.

Mi amor creo que puedes verlo en mis ojos.

Cuando siento que te pierdo,

Todo a mi alrededor carece de sentido.

Cuando siento que te pierdo,

Me siento culpable,

Hacerlo todo es poco,

Te dono mi fuerza,

Te lo doy todo.

Por verte sonreír,

Por verte sonreír muchas veces más junto a mí.

Cuando siento que te pierdo,

Todo quiere acabar.

No tiene sentido continuar si no es de tu mano.

El pasaje para nuestro lugar perfecto.

Puede ser la vida.

La entregaría por dos asientos.

By: Güstav Rc’mor