Vida de soltero

Tener mucho o poco es relativo.

Eres afortunado.

Tengo certeza de ello.

Aun así, anhelas una vida vacía.

En la que puedas hacer y deshacer.

En la que puedas jugar a ser dios.

En la que el deseo destrone al amor.

Esa vida puede llegar.

Todo lo puedes lograr.

Pero…

¿Hasta qué punto es aceptable desear?

Si no te cuestionas.

Después de todo no has aprendido a valorar.

Tus luchas conllevan esfuerzo.

Tus luchas conllevan sacrificio.

Conllevan todo aquello que justifique tu forma de actuar.

No pretendas compartirlo con personas que no saben la esencia de lo que eres.

Es como si alquilaras tu vida.

Como si la prestaras para que otros saciaran su sed.

Lo peor del egoísmo no es serlo con los demás, es serlo consigo mismo.

Y privarse al amor es el final

Así que no desees.

Mejor sueña.

Porque los sueños se comparten.

Los sueños no son banales.

Que mejor que compartirlos con quien amas.

Y te ama.

Porque muchos conocen el resultado, pero pocos el camino.

By: Güstav Rc’mor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s