Salmo 91

91 Morando bajo la sombra del Omnipotente

1 El que habita al abrigo del Altísimo
Morará bajo la sombra del Omnipotente.

2 Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío;
Mi Dios, en quien confiaré.

3 Él te librará del lazo del cazador,
De la peste destructora.

4 Con sus plumas te cubrirá,
Y debajo de sus alas estarás seguro;
Escudo y adarga es su verdad.

5 No temerás el terror nocturno,
Ni saeta que vuele de día,

6 Ni pestilencia que ande en oscuridad,
Ni mortandad que en medio del día destruya.

7 Caerán a tu lado mil,
Y diez mil a tu diestra;
Mas a ti no llegará.

8 Ciertamente con tus ojos mirarás
Y verás la recompensa de los impíos.

9 Porque has puesto a Jehová, que es mi esperanza,
Al Altísimo por tu habitación,

10 No te sobrevendrá mal,
Ni plaga tocará tu morada.

11 Pues a sus ángeles mandará acerca de ti,
Que te guarden en todos tus caminos.ggttrr17777

12 En las manos te llevarán,
Para que tu pie no tropiece en piedra.

13 Sobre el león y el áspid pisarás;
Hollarás al cachorro del león y al dragón.

14 Por cuanto en mí ha puesto su amor, yo también lo libraré;
Le pondré en alto, por cuanto ha conocido mi nombre.

15 Me invocará, y yo le responderé;
Con él estaré yo en la angustia;
Lo libraré y le glorificaré.

16 Lo saciaré de larga vida,
Y le mostraré mi salvación.

Invaluable

Un día especial es cuando llego al hogar y mi pareja me recibe con los brazos abiertos. Me da la bienvenida con una sonrisa tierna en el rostro, enseguida un dulce beso que transmite el amor y pasión que corre por nuestro cuerpo, sus abrazos son el sello al que con gusto me adhiero. Un te extraño es la expresión más ferviente para que comprendas que en verdad así lo siento. Después de un día de trabajo,  sus atenciones y cariño logran que cada esfuerzo valga. Mis fuerzas se renueven al dormir porque mi piel con su piel lo hacen posible en la cama y después de una cálida noche al día siguiente continuamos con la jornada. IMG-20170302-WA0004Cuando tengas conciencia de la gran importancia que conservan las cosas pequeñas que tú pareja hace por ti, comprenderás que es invaluable y que los sacrificios físicos no se comparan con los emocionales a los que suelen enfrentarse. Que sin importar las ofensas el perdón es la palabra que nos libera. No te limites cuando de amar se trata, no le temas a un sentimiento puro que se fortalece en nuestras almas.

By: Güstav Rc’mor