Bella durmiente

Si despierto y lo primero que veo al abrir mis ojos es a ti, soy bendecido… Mi afán por despertar no es precisamente por enfrentarme a la vida, pero si para contemplar tu rostro tan dulce, suave y natural. La yema de mis dedos recorren el nacimiento de tus cabellos, bajando por la frente hasta la punta de tu nariz, tan perfecta, que mis labios sienten envidia de mis dedos por querer tenerla, inmediatamente la beso.

sg15ssssss

Consiento tus cálidas mejillas por momentos prolongados de tiempo, continuo en el brillo de tus parpados, hasta recorrer el camino de tus cejas. Una vez y otra más, mi bella durmiente poco a poco se mueve, abriendo sus ojos y así despertar; tu sonrisa no demora y complaciéndome tu gesto, de nuevo te beso para atenuar tu sonrisa una mañana más, siendo este tan solo el inicio de una infinidad que vendrá.

By: Güstav Rc’mor

Anuncios