Las cicatrices de los clavos

Una excelente reflexión en la voz de Güstav Rc’mor

La mejor manera de aprender es enseñando. Comparte esta hermosa enseñanza con tus seres queridos y amigos, dale me gusta y suscribete en youtube 🙂

¡Bendiciones y un abrazo! ❤

 

Anuncios

La Señora Thomson

Una excelente reflexión en la voz de Güstav Rc’mor

La mejor manera de aprender es enseñando. Comparte esta hermosa enseñanza con tus seres queridos y amigos, dale me gusta y suscribete en youtube 🙂

¡Bendiciones y un abrazo! ❤

El mejor obsequio

Una excelente reflexión en la voz de Güstav Rc’mor

La mejor manera de aprender es enseñando. Comparte esta hermosa enseñanza con tus seres queridos y amigos, dale me gusta y suscribete en youtube 🙂

¡Bendiciones y un abrazo! ❤

 

No sería eterno

Esa tarde terminamos conversando de cosas que debíamos conversar pero de las que realmente no queríamos prolongar.

Solo esperamos a que uno de nosotros se envalentonara y dijera: “Al igual que tú me siento sola, ¿te gustaría caminar?”.

Mientras escuchaba sus palabras, su voz se convertía en armonía para mis oídos, la verdad poco comprendía lo que decía pero su voz me arrullo, su voz me confirmo la necesidad que juntos teníamos.

2705419_640px

Fuimos pacientes, aunque hayan sido solo unos minutos. La paciencia se convierte en relativa.

El tiempo nos arrebató la oportunidad de continuar.

El tiempo nos recordó que las oportunidades son once segundos.

Esa oportunidad dependió mas de mí que de ella, aunque juntos sentimos que sea lo que sucediera no sería eterno, pero queríamos vivirlo.

Ella levanto su rostro y con su mirada profunda dio vuelta atrás.

Mientras yo pensaba la deje escapar.

By: Güstav Rc’mor

 

Recorriendo lugares

En cada paso me acompaña tu recuerdo no me lastima pero me toca por dentro.

Me hace recordar que tuve un amor perfecto.

Me hace recordar que te tuve a todo momento.

Recorriendo lugares en los que estuvimos juntos me ahogan los recuerdos.

Es inevitable pensar que hoy no estas.

Desearía que el tiempo corriera atrás, que los momentos perduraran por una eternidad, que se repitiera tu sonrisa una y otra vez y una más.

espera

Por esas calles también vivimos enojos, los extraño, ellos también nos forjaron, me enseñaron a valorarte, me enseñaron a reconquistarte.

Como una pieza incompleta me siento, me falta el motor. Solamente estoy, pero no soy.

Tus gestos, tus labios, tu cuerpo, nuestros besos, nuestro amor sincero.

Un amor de niños, un amor a ciegas, un amor eterno, un amor a la espera…

A la espera de una llegada.

Que mientras tanto se fortalezcan nuestras almas.

By: Güstav Rc’mor

 

Mi último respiro

Ya se acerca mi hora eso lo presiento, no sé si obre bien o mal, hice la veces de juez pero eso no funciono, como puedo juzgar sin conocer, como puedo hallar culpables sin comprender sus motivaciones. En ocasiones me sentí admirado, esto quiere decir que alcance mis objetivos y logre muchos de mis sueños. Ya débil solo pienso en que todo lo que viví, hizo que retribuyera de alguna manera mis años de vida, si así no lo fuera aun no sería el momento. Para mí ya es suficiente, no sueño con una eternidad, la eternidad no se encuentra en este mundo. La vida que viví es una mezcla de decisiones mías y de los demás, o si no díganme  ¿cómo llegamos a este mundo?. Estoy muy agradecido tuve lo que muchos añoran y aprendí a disfrutar lo que para muchos pasa desapercibido.  Ya está llegando mi último respiro y solo pienso en ella, porque a ella no la cambiaría por nada, si es preciso daría mi vida, para que ella continuara, no soportaría si un día como hoy ella no estuviera junto a mí. Ella se convirtió en mi todo y que Dios me perdone si le causan celos mis palabras, pero es así, eso no quiere decir que ambos no le pertenezcamos.WhatsApp Image 2018-08-12 at 3.38.01 PMAprendí de ella la felicidad, la felicidad que son momentos que se viven en medio de pobreza o riqueza. Si mi misión en este mundo era amarte, la cumplí y la seguiré cumpliendo aunque mi cuerpo se encuentre ausente. Ella me regalo la obra que jamás alguien avaluó, solo yo, mi obra es su sonrisa, porque el arte solo se allá en los ojos de quien la aprecia. Mis ojos siempre le pertenecieron, aunque mi mirada pudiera ser distraída, solo aprendí a contemplarla a ella, a su imperfección, mis ojos lograron apreciar su alma y allí la encontré perfecta. Gracias por creer en mí, aun cuando ni yo mismo lo hacía, al fin me lo creí y por eso te entregue todo de mí. Me llevo de este mundo tu recuerdo, solo como una excusa para volver a tenerte. No hubo nadie en este mundo que me entregara su amor como ella, su amor incondicional, un amor como la vida quiso que lo viviéramos. Mi último respiro lo vivo con lágrimas porque me encuentro agradecido con cada segundo, cada segundo desde el primero me trajo hasta aquí, hasta este momento en el que reconozco lo bendecido que fui. Ahora solo me dejo ir y que sea mi último respiro lo último que haga en este mundo para ti.

By: Güstav Rc’mor

 

 

Cualquier parecido

Una excelente reflexión en la voz de Güstav Rc’mor

La mejor manera de aprender es enseñando. Comparte esta hermosa enseñanza con tus seres queridos y amigos, dale me gusta y suscribete en youtube 🙂

¡Bendiciones y un abrazo! ❤