No te quiero perder

No había sentido jamás tanto arrepentimiento por mi actuar, por quien soy, haciendo referencia a mis defectos. Pensando que si alguien llegaba a mi vida, tendría que aceptarme como soy. Hoy comprendo que la aceptación siempre estuvo allí, pero nadie aguanto, nadie quiere aguantar nada de nadie, nadie quiere aumentar peso a su carga, es entendible, ni yo lo consideraría. Así he venido andado por la vida, acompañado de frecuentes momentos de soledad más que de alegría. Aun estando acompañado siento que la soledad se me insinúa, hasta que llegaste tú, llegaste con aquello que tanto admiro, ternura, alegría y nobleza, llegaste con tu tímida sonrisa a enseñarme sobre la felicidad. Haz aguantado y de qué manera, porque ni yo mismo lo he logrado. Si te he causado algún tipo de sufrimiento, es hora de reconocer mis errores y decir lo siento una vez más, pero esta vez lo digo dando fe de que me duele todo por dentro; de saber que te lastimo con mi actuar, de pensar en aquellos momentos incomodos que te he hecho pasar, de tan solo imaginar que una mañana llegue a despertar y no te vaya a encontrar. La única compensación que hallo justa y necesaria ante tu entrega, es otorgarte a diario pedacitos de mi amor, los mismos que extrañas, los mismos de los que te enamoraste. Un día podrás juntarlos y sabrás que desde el primer día te he amado.

img_9854aaaaaaaaaaa

De tantas cosas que eres, puedo describirlo en dos palabras: mi vida. También eres enseñanza; cada día es una lección, en la que me ayudas a comprender de diversas maneras que todo es posible, que para cambiar se requiere fuerza de voluntad, para cambiar solo se requiere un motivo, y para ser mejor mí único motivo eres tú. Confieso que me siento débil sin ti, pero estando a tu lado me fortaleces, tu confianza en mí lo hace posible. En ti encuentro todo lo que siempre soñé, puedo decir que llevo una verdadera vida junto a ti, he comprendido el significado de una relación gracias a ti, soy testigo de que el amor todo lo puede, porque fortaleces mi fe. Por esto y mucho más no te quiero perder. By: Güstav Rc’mor

Anuncios

Egoísta

Me enamoré de un ser radiante como la luz del sol. Me opacaba con sus reclamos.

Me enamoré creyendo que era el amor perfecto para mí. Se conformó con entregarme la imperfección de su cariño.

Me enamoré de su sonrisa pero género en mi más llanto que alegría.

Me enamoré de su voz. Odie su tono en medio de la discusión.

Me enamoré de su ternura. En la cama y al dormir era el único lugar en que podía contemplarla.

Me enamoré de sus besos. Estos si fueron intensos.

lau1gus11

Me enamoré del aroma de su piel. Aun puedo percibirlo cuando se reviven los recuerdos.

Me enamoré de sus cuidados. Sin comprender que era el quien me hacía daño.

Me enamoré de sus caricias. Probé y me volví adicta.

Me enamoré de sus detalles. Los destroce por no valorar los míos.

Me enamoré de su personalidad. Se transformó en un ser egoísta.

Hoy culpo a la distancia que un día nos unió sin tener en cuenta nuestras formas de amar y con el tiempo nos dejo marchitar. By: Güstav Rc’mor