Viajar – Gabriel García Márquez

En la voz de Güstav Rc’mor

ScreenHunter_415 Sep. 30 22.16

Escuchalo y suscribete en Youtube:  https://www.youtube.com/watch?v=FJbCy3_EIgA

Bendiciones y un abrazo.

Anuncios

Salmo 91

91 Morando bajo la sombra del Omnipotente

1 El que habita al abrigo del Altísimo
Morará bajo la sombra del Omnipotente.

2 Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío;
Mi Dios, en quien confiaré.

3 Él te librará del lazo del cazador,
De la peste destructora.

4 Con sus plumas te cubrirá,
Y debajo de sus alas estarás seguro;
Escudo y adarga es su verdad.

5 No temerás el terror nocturno,
Ni saeta que vuele de día,

6 Ni pestilencia que ande en oscuridad,
Ni mortandad que en medio del día destruya.

7 Caerán a tu lado mil,
Y diez mil a tu diestra;
Mas a ti no llegará.

8 Ciertamente con tus ojos mirarás
Y verás la recompensa de los impíos.

9 Porque has puesto a Jehová, que es mi esperanza,
Al Altísimo por tu habitación,

10 No te sobrevendrá mal,
Ni plaga tocará tu morada.

11 Pues a sus ángeles mandará acerca de ti,
Que te guarden en todos tus caminos.ggttrr17777

12 En las manos te llevarán,
Para que tu pie no tropiece en piedra.

13 Sobre el león y el áspid pisarás;
Hollarás al cachorro del león y al dragón.

14 Por cuanto en mí ha puesto su amor, yo también lo libraré;
Le pondré en alto, por cuanto ha conocido mi nombre.

15 Me invocará, y yo le responderé;
Con él estaré yo en la angustia;
Lo libraré y le glorificaré.

16 Lo saciaré de larga vida,
Y le mostraré mi salvación.

Frankenstein

Dios creo al ser humano a su imagen y semejanza, lo doto de fuerza, de inteligencia y finalmente le dio lo que a su parecer seria el toque perfecto: un corazón. El hombre es una creación perfecta que requiere de imperfección para ponernos a prueba. Mi pretensión no ha sido competir con la Creación Divina, desde un principio mi propósito fue transformar vidas, actuar positivamente en ellas, quitarle espacio al egoísmo y llenarlo con nobleza. fr1Para lograrlo es necesario alimentar la conciencia, fortalecer la confianza, sentir que el amor es la fuerza más potente que nos permite actuar, encajar virtudes con cualidades, remendar los defectos, unir las piezas que la mayoría se empeña en separar, obrar por el bien común, aprender a reconocer los errores y si es necesario volver a empezar. Le daré un nombre a mi obra pero esta vez no se llamara Frankenstein porque no se basa en el ego. Mi obra no consiste en transformar al mundo, consiste en transformar quien soy para cambiar la manera en la que se concibe al mundo entregando lo mejor de mí.

By: Güstav Rc’mor